lunes, 15 de abril de 2019

El teorema de Júpiter de Elena Castillo Castro

Título: El teorema de Júpiter
Autora: Elena Castillo Castro
Editorial: Titania
Páginas: 15,50€
Precio: 344





Sinopsis: Landon Frazier no solo es el popular quarterback del equipo de fútbol de Abbeville y un estudiante ejemplar, también es el hijo del médico de este pequeño pueblo descendiente de los primeros colonos de Alabama.
Cuando Malia, una pequeña creek de la reserva de Atmore entra en su vida, salvaje e inocente, la llena de nuevas tonalidades que descolocarán las bases de la tradicional vida sureña de su familia, descubriendo otra forma de mirar el mundo.
Nacerá una amistad que crecerá con el paso de los años, a pesar de las reticencias y circunstancias de ambas familias y de sus propios miedo, revelándose unos sentimientos imparables.
Las consecuencias de un amor fuerte y libre que luchará por superar las diferencias, los prejuicios, el tiempo y las responsabilidades.




Después de leer la probabilidad del unicornio y quedarme maravillada con la forma de transmitir y expresar de la autora, tenía que leer este libro sí o sí. Más aún si la historia se desarrolla en el mismo pequeño pueblo de Alabama, Abbeville, y los personajes principales son los mismos que ya conocimos como secundarios en el primer libro.

En esta historia nos centramos en la vida de Landon y Malia, una pareja que ya conocimos en la Probabilidad del unicornio pero esta vez lo hacemos desde los mismos inicios para poder adentrarnos de lleno en aquello que hizo que esta pareja fuese inseparable pese a las dificultades y las diferencias entre uno y otro.

Me ha gustado conocer más en detalle a personajes que pasan casi desapercibidos en la probabilidad del unicornio como son Dave o Kendall; e incluso, poder comprender mejor la relación que tiene Landon con sus padres y el por qué de esa manera de pensar de su madre. 

En este sentido, pensaba que sería difícil igualar a Ben y Vera y aunque tengo que reconocer que me sigo quedando con ellos, tanto Malia como sobre todo, Landon, han estado a punto de desbancarlos y han conseguido enamorarme casi tanto como los anteriores ❤. 

La parte positiva de este libro es la ambientación que tiene y que te sumerge de lleno en la vida sureña de Estados Unidos y además desde varias perspectivas puesto que Landon y Malia tienen vidas totalmente opuestas. En eso si que me ha gustado más que el primero pero en cuanto a la historia de amor, no sabría con cuál quedarme. Esta la tengo mucho más fresca y no sería justo sin recordar cada detalle del anterior pero lo que si que tengo claro es que si el primero fue una de mis mejores lecturas del 2018, este puede convertirse en una de las mejores del 2019. 

La relación que mantienen Landon y Malia desde el principio hasta el final es especial y diferente porque ellos lo son, y principalmente, Malia. Y aunque los dos me han encantado con sus pocos parecidos y sus muchas diferencias, tengo que admitir que Malia me ha llegado a desesperar un poquito y el pobre Landon, en alguna que otra ocasión, me ha parecido un santo. Todo lo que él hace (o en su grandísima mayoría), lo hace por o pensando en ella, en su bienestar y en hacerla feliz. Mientras que Malia, dentro de su mundo y de su forma de ver la vida, la mayoría de las veces en lo que piensa es únicamente en ella; que no digo que esté mal... primero ella y luego en resto pero, en ese sentido, Landon es más generoso por lo da todo y se vuelca al 100% aunque a veces lo única que reciba sean dudas e incertidumbre por parte de ella.


Como ya he comentado, el teorema de Júpiter está relacionado con el libro de la probabilidad del unicornio con la diferencia de que en éste, los personajes principales son los secundarios del otro y viceversa. Por lo tanto y aunque se puede leer de forma totalmente independiente, yo creo sinceramente que disfrutas mucho más de la historia si has leído el otro antes. También es verdad que puedes leer este primero y luego el otro pero, puestos a elegir, yo los leería por orden de publicación. 

Es un puntazo que Ben siga apareciendo en este libro de forma bastante constante y que incluso la historia llegue a relacionarse con la primera recordando algunos de los mejores momentos de la probabilidad del unicornio. También me ha encantado el hecho de que el libro empiece con Landon y Malia de pequeños, con apenas 8 añitos, en ese momento en el que sus caminos se cruzan por primera vez y podamos ir viendo como evoluciona su historia primero de amistad y luego de amor, muy lentamente. Sin prisas pero sin pausas. 

Y como creo que ya he dicho bastante, lo único que me queda por hacer (si todavía no ha quedado claro jeje) es recomendaros este maravilloso libro y por supuesto, el primero, pues allí es donde empezó una historia de amor de las que no se olvidan fácilmente y que continúa con otra igual de mágica y especial. Si os gustan este tipo de libros, sin duda, para mi es uno de los mejores. 




1 comentario:

  1. Buenaas!
    Pues acabo de leer otra reseña del libro que no había llegado a gustarle tanto como esperaba, yo no esoty segura si al final le daré una oportunidad ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar